Follow my blog with Bloglovin

Israel y Palestina

En este segundo blog les cuento sobre como seguimos los pasos de Jesús, por el Mar de Galilea y alrededores, hasta llegar a Belén en Palestina. Fuimos visitando los lugares clave en la historia de Israel y Jesús y aunque no era un tour religioso, me hizo mucho reflexionar sobre su historia, cada vez lo veía más real y sobretodo más humano.

Mar de Galilea y alrededores

Seguimos nuestro viaje en la costa noroeste del Mar de Galilea, para llegar a la Iglesia de la Multiplicación. Lo más importante de este lugar es la piedra bajo la mesa del altar, donde se supone que Jesús se apoyó para multiplicar a los peces y panes.

Iglesia de la multiplicación

También otro elemento importante son los mosaicos de alrededor del año 480, que son los más antiguos del arte cristiano en Palestina.

Mosaico iglesia de la multiplicación

Mosaico iglesia de la multiplicación

Mas tarde visitamos el Mar de Galilea, una de mis partes favoritas, que fue donde Jesús caminó sobre el agua. Aquí hicimos un recorrido muy agradable en un barquito. Las vistas son hermosas y no podía creer que estaba ahí,  estaba fascinada imaginándome toda la escena.

Mar de Galilea

Mar Galilea

Mar de Galilea

Nazareth

Al final del día llegamos a Nazareth, donde visitamos la Iglesia de la Anunciación, que es donde el espíritu santo le anunció a María sobre la llegada de Jesús. Aquí se puede apreciar la cueva donde sucedió este evento, que está dentro de la inmenso templo, muy impresionante por su tamaño y arquitectura. Lo que más me gustó de esta visita, fue ver la representación de María de diferentes países, aquí les muestro mis favoritas, que en su momento compartí en stories.

¿Cuál es tú favorita?

Iglesia de la anunciación
Dentro de la Iglesia de la Anunciación

Iglesia de la anunciación
La cueva donde ocurrió la anunciación
Iglesia de la anunciación
Portugal
Iglesia de la anunciación
Irlanda
Iglesia de la anunciación
China
Iglesia de la anunciación
Un vistazo de la iglesia por fuera

Rio Jordán

Al siguiente día visitamos el río Jordán, exactamente en un área llamada Yardenit, que es un lugar acondicionado turísticamente para que puedas vivir la experiencia más cercana de bautizarte en el río Jordán, justo como Jesús.

Río Jordán

Aunque no se sabe exactamente en que parte de los 251 Km del río ocurrió el bautizo el famoso bautizo por Juan Bautista. Es un río bastante salvaje, ya que puedes encontrar muchos peces, patos y otros tipos de aves.Río Jordán

Río Jordán

En este lugar, para vivir la auténtica experiencia puedes rentar una túnica blanca  para poder entrar completo al río.  En mi caso solo metí los pies y me bautizaron por encima, no se si arrepentirme aún, pero no hacía mucho calor ese día.

Río Jordán

Bet She’ An, los restos mejor conservados de una ciudad antigua romana

La siguiente parada fue en la ciudad antigua romana Bet She’ An. Donde se puede ver un impresionante anfiteatro de hasta 7000 personas y las ruinas de la ciudad romana que fue destruida por un terremoto en el año 749.  Ahora es un parque nacional con ruinas de impresionantes columnas. Para los más conocedores, este lugar se menciona varias veces en la biblia.

Aquí  puedes encontrar más información sobre la historia de Bet She’ An.

Bet She’ An

Bet She’ An

El muro entre Israel y Palestina

Una parte muy emocionante de este viaje fue pasar a Palestina para ir a Belén, como mencioné en el primer post, Lo más impresionante de Tel Aviv y alrededores | Israel stories, muchos creen firmemente que todo Israel es Palestina y viceversa. Pero la realidad es que existe un muro dividiendo esta área, con reglas estrictas en cada frontera. Cuando pasamos, cambiamos de chofer ya que para ambos países se necesita una visa especial. Pude ver el muro que tenía un montón de grafitis, y algunos bastante artísticos.

Muro Palestina

Muro Palestina

Muro Palestina Muro Palestina

Belén

No les voy a mentir, es una locura visitar los lugares de la historia de Jesús, por las grandes cantidades de gente, y la tensión de los que están dentro para poner orden. En Belén, visitamos uno de los lugares más importantes de la historia de Jesús, el lugar donde nació, la Iglesia de la Natividad.

Belén

Hubo mucha tensión para pasar a ver el punto donde se supone que estaba el pesebre, una larga fila de alrededor de 2 horas y el calor no ayudaba. En eso llegaron unos como “padres/monjes” vestidos de negro y con largas barbas enojadísimos, a gritarle a unas personas mayores de edad que estaban sentadas en las escaleras del altar.  Un grito que se oyó en todo el lugar: “GET OUT!!!!!!!!!!”.

Belén
Después del susto, hicieron una mini ceremonia con incienso

Por fin pasamos a la famosa estrella del pesebre. Donde se puede ver una imagen muy famosa de la virgen sonriendo antes de llegar a la estrella.

Belén
Noviembre definitivamente no era temporada baja
Virgen sonriente Belén
La virgen sonriente

Mientras más nos acercamos, más estresante el ambiente porque solo se puede pasar de a dos personas, si pasa solo una, empieza el griterío de quienes están vigilando y te quitan. Vimos como jalaban a una señora que pasó sola, hasta nos sentimos con la culpa de no haber pasado con ella, pero ya éramos pares, LOL. Y cuando pasas a la estrella, tienes que hacerlo rapidísimo. Puedes bendecir joyería o lo que quieras.

estrella Belén
La estrella, que muestra el punto donde se cree que estuvo el pesebre

Aún con todo el estrés, cansancio y calor, puedo decir que valió la pena, es increíble visitar donde nació Jesús, historia que he oído miles de veces de diferentes formas durante toda mi vida.

Belén
Vista de Palestina

Por la noche regresamos a Israel para llegar a Jerusalén, donde cambiamos de nuevo con nuestro guía de siempre. Fue muy interesante ver los grandes templos sobre los lugares clave de la historia de Jesús, cada uno con su arquitectura diferente y su historia. Espero que hayas disfrutado este blog, y como mencioné en un principio, la siguiente parte y última será sobre Jerusalén, definitivamente mi parte favorita de todo este viaje. Gracias por leerme.

Jerusalén
Jerusalén

Stories de este viaje aquí 

Con cariño,

Avril