Esta vez les contaré mi experiencia en Chania, la capital de Creta y su ciudad más importante,  aquí puedes encontrar una hermosa fusión del estilo veneciano con el griego ya que hace muchos esta isla estuvo conquistada por los Venecianos por cientos de años.

ee

Justo en el corazón de la ciudad se encuentra el mercado municipal de Chania, donde puedes encontrar una gran variedad de ingredientes especiales para condimentar los platillos griegos, y muchas tiendas de productos naturales para el baño ¡y en serio es el paraíso! jabones orgánicos, de leche de burra, de aceite de oliva, esponjas, etc. aquí no pude evitar salir con mi kilo de jabones exoticos, por que no los encuentro en ningun otro lado a parte de que los venden muy baratos. Más tarde llegué a la famosa Venetian Harbor, donde aprecié uno de los paisajes más hermosos mientras disfrutaba de un delicioso café griego, es el lugar ideal para obervar las antiguas construcciones venecianas junto al mar. En esta misma parte puedes encontrar el Maritime museum of Crete y otros edificios antiguos importantes en la historia de Creta, todos con su particular estilo veneciano.  Otra de las cosas que puedes hacer en esta parte de la ciudad es caminar por el Venetian Neoria Moro que es una pequeña muralla en el mar y de aquí las vistas son impresionantes tanto de la ciudad como del mar.

editeeditti

Por último recorrí las hermosas calles detrás de las construcciones del Venetian Harbor, donde está lleno de pequeñas boutiques, de tiendas de recuerdos, de jabones, de artesanías, todo a precios bastante razonables y de verdad los souvenirs griegos más originales, todas estas calles son totalmente un sueño y no lo digo sólo por las compras, si no por la increíble experiencia de ir por estas calles con su arquitectura única, olores únicos y deliciosos de los restaurantes que se encuentran ahí, fue definitivamente mi experiencia favorita en Chania.

aditada2jjeditadq

Si estas planeando ir a las islas griegas, no dejes Creta fuera de tu itinerario, es una isla que te va a enamorar con sus vistas y su arquitectura.